Mercados »

El monopolio: ¿cómo debiera ser su comportamiento?

Noelia Más

Alguna vez en tu vida habrás jugado al mítico juego del Monopoly, ese que trataba de comprar antes que nadie todas las calles e industrias para que todo el que pasara por tus casillas tuviera que pagarte y ser tú el dueño de todo. Este juego es una simple ficción de lo que es un monopolio, por eso, hoy en Capitalibre te vamos a mostrar cómo se hace un monopolio y cómo debe comportarse.

¿Qué es un monopolio?

Para entender el concepto de monopolio lo primero que debes tener en cuenta es que es un tipo de empresa que es la única vendedora en su mercado, es decir, ésta posee un recurso clave que las demás no tienen, el Estado le ha concedido un derecho exclusivo a producir un determinado bien o puede surgir también cuando esta empresa es capaz de abastecer a todo el mercado con costes menores que otras empresas.

Por ejemplo, Coca Cola tiene el monopolio mundial de los refrescos aún estando Pepsi como competidor, ya que Coca Cola es el refresco gaseoso por excelencia, tanto él como sus derivados (Fanta, Aquarius…) están muy por encima y son mucho más conocidas que su competencia más directa (Kas, Sprite…). Además de su campaña de marketing que se autoposiciona como “bebida de la felicidad“, haciendo que parezca más que un simple refresco.

¿Como se crea un monopolio?

Supongamos que tienes una empresa y eres el único que ha conseguido la fórmula para hacer comida basura (hamburguesas, pizzas, patatas fritas…) que no engorda y es saludable; ésto sería un avance y una gran noticia para todo aquel que no quiere hacer dietas o simplemente le gusta la comida de este tipo. Un monopolio es el único productor en su mercado, por lo cual no tiene competidores.

¿El monopolio tiene más demanda?

Volvamos a tu restaurante de comida basura saludable (términos bastante contrarios, pero la paradoja ayuda a entender lo que se diferencia tu mercado del resto). Ofreces comida que llama la atención, comida que se sirve de manera rápida y en cualquier lugar puedes instalar una franquicia de tu restaurante. ¿Qué pasará? Las personas dejarán de ir al resto de locales de comida basura porque la tuya les da la opción de cuidarse a la vez que no pierden su tiempo cocinando y no se gastan exceso de dinero en comer o cenar fuera. Por tanto, sí, el monopolio consigue más demanda que ningún otro, porque ofrece algo que los demás no tienen.

¿Hay curva de oferta?

Te posicionarías en un monopolio, ya que nadie puede ofrecer lo mismo que tú, por lo cual no habría curva de oferta (no hay más oferta que la tuya) y la demanda sería cada vez más alta, provocando así que tuvieras una cantidad de consumidores fieles, ya que no tienes competencia. Aquí sería cuando tú decides poner el precio que quieras a tus productos, ya que te van a seguir comprando porque eres el único que los ofrece. Los que no los compren, en tu caso, en el restaurante de comida basura saludable, tendrán que perjudicar su salud yendo a otros lugares de comida basura corriente.

¿Aprovecharse de la ventaja siempre dará beneficios?

Esto es un supuesto, pero en la realidad ha pasado durante muchos años con Telefónica en España. Era la única operadora que ofrecía telefonía, por lo cual se aprovechó de ello e impuso precios abusivos hasta que dejó de ser monopolio y ahora comparte mercado competitivo con otras empresas de telefonía fija y móvil.

Así es como nace un monopolio, pero para mantenerlo lo principal es conseguir que los precios sean justos y no aprovecharse de tu ventaja, ya que eso puede asegurarte tu fin como monopolio.