Mercados »

¿Qué es la deuda pública? ¿Qué relación tiene con la prima de riesgo? Aquí te lo contamos

A. Jaime Rodríguez

La crisis económica nos ha traído expresiones o conceptos económicos antes desconocidos o ignorados a nuestro vocabulario habitual. Uno de estos conceptos o expresiones es el de la deuda pública, muy presentes en los medios de comunicación al principio de la crisis económica y un poco más en segunda plano en la actualidad donde el paro ocupa casi todo el espacio para la economía.

A pesar de haber utilizado la expresión deuda pública y aquellas asociados como prima de riesgo, ¿sabemos realmente de que se trata? En Capitalibre resolvemos hoy todas las dudas que tengas sobre la deuda pública y te explicamos las razones de su importancia para los países en la actualidad.

¿Qué es realmente la deuda pública?

La deuda pública se trata de uno de los mecanismos con los que cuentan los países prácticamente desde que lo son, para obtener financiación y recursos con los que llevar a cabo todo tipo de acciones, desde la mejora de las infraestructuras, al pago de los salarios de sus funcionarios. Cuando la economía toma un tamaño considerable, lo que el Estado obtiene vía impuestos empieza a ser insuficiente, y la forma de financiar sus gastos es mediante la emisión de deuda pública.

¿Qué relación tienen deuda pública y prima de riesgo?

La prima de riesgo es un indicador que nos habla sobre la solvencia del país y sobre las posibilidades de pago o impago de la deuda pública que emite ese país determinado. Mientras mayor sea la prima de riesgo, más posibilidades de impago pero mayores ganancias para el inversor si finalmente el Estado paga. Mientras mayor sea la prima, el Estado paga más intereses, aunque si sube mucho, como el caso de Grecia en los últimos tiempos, la emisión se hace insostenible.

¿Para qué se utiliza la deuda pública?

Como decíamos, la deuda pública a día de hoy se utiliza para financiar muchas de las acciones que realiza el Estado. Desde sus actuaciones en sanidad y educación, hasta programas militares, pasando por la creación de infraestructuras, la compra de suministros y el pago de salarios.

¿Y si un país no paga sus deudas?

Si un país no paga sus deudas, entra en el llamado default o suspensión de pagos. Esto implica que el mercado deja de financiar a un país que no devuelve el dinero prestado, con lo que los recursos de ese país para mantener su actividad se ve mermado hasta el punto de crear una posible catástrofe social. En una situación de impago, un país puede incluso tener dificultades para abrir sus instituciones o pagar la luz de los edificios por falta de recursos económicos.


Como podemos ver, además de los impuestos, la deuda pública es sin duda, uno de los mecanismos estrellas de financiación de los países, que no podrían sobrevivir sin la emisión de miles de millones de la misma cada año. Tener una prima de riesgo baja y una calificación alta en cuanto a la calidad de nuestra deuda, hace que paguemos pocos intereses por financiarnos, lo que conduce en el largo plazo, a la robustez de la salud económica de nuestro país.