Emprendedores »

¿De qué trata el despido libre?

Noelia Más

¿Qué es el despido libre?

Es normal escuchar este tipo de términos actualmente, sobre todo el primero de ellos, hoy, en Capitalibre, te explicamos en qué consiste este tipo de despido y por qué se debería llevar a cabo.

Primero, cabe destacar la definición, que a nuestro entender, es la más fiel a lo refieren estos términos. El despido libre es una facultad unilateral del propio empresario para terminar la relación laboral con su empleado o trabajador sin causa alguna que lo justifique, por lo cual, este empresario tendrá que indemnizar a su trabajador por esta arbitraria decisión.

La razón más importante por la que este tipo de despidos no suelen estar bien vistos es simplemente por el problema que le provoca al trabajador, ya que este, sin razón alguna puede perder su trabajo, y, además, con la incertidumbre de no haber sabido nunca la razón de su despido o simplemente si ha habido alguna razón. Esto puede afectar gravemente a la productividad del trabajador, dado que nunca sabe cuando puede perder su empleo.

España, despido libre y gratuito

¿Qué ocurre en España desde 2012 con el despido libre? Hasta este mismo año, en España el despido libre era tal y como hemos descrito anteriormente, pero ahora, hay un pequeño matiz llamado “contrato para emprendedores” , ¿y en qué se basa este nuevo contrato? bien, pues simplemente se trata en poner un periodo de prueba de 1 año a los trabajadores de las empresas de menos de 50 trabajadores (mayoritarias en nuestro país), haciendo de esta manera que, durante este periodo, el empresario pueda despedir a ese trabajador en periodo de prueba sin ningún tipo de razón y lo más importante, sin indemnización alguna.

Lo más curioso es que el trabajador firma este contrato como indefinido, pero puede perderlo en menos de un año y sin ninguna indemnización. En resumen, es mejor tener un contrato temporal, y al menos, cobrar los 8 días de indemnización por cada año trabajado que estipula la ley. Aunque este tipo de contrato se ha hecho para ayudar a los emprendedores y tiene para éstos facilidades como deducciones por contratar desempleados y por ejemplo, la deducción de 3000 euros por contratar menores de 30 años (y de esta forma fomentar el empleo juvenil).

En conclusión, en España se junta todo, además de que el trabajador tenga la incertidumbre de no saber cuando puede acabar su contrato encima puede optar a no tener su justa indemnización, si bien las intenciones de hacer este contrato para emprendedores no sean del todo malas ni desacertadas, ya que puede contribuir a la contratación por parte de los emprendedores. Pero como se suele decir popularmente, no se puede tener contento a todo el mundo… ¿o tal vez si? Quizá el gobierno debería meditar mejor estas medidas, para que al menos, fueran justas para todos.