Conceptos »

La Seguridad Social de España, concepto e historia

Noelia Más

En España, muchos de nuestros gastos los cubre la Seguridad Social porque estamos inscritos en ella, pero, históricamente, ¿qué es y cuándo apareció? La seguridad social, conocida también como seguro social o previsión social, es un concepto referido a un campo de bienestar social basado en la protección social o cobertura de las necesidades socialmente reconocidas o básicas, como pueden ser la salud, la vejez o las discapacidades.

¿A quién protege la Seguridad Social?

En un documento publicado en el año 1991 bajo el nombre de “Administración de la Seguridad Social”, se encargaron de hacer esta definición:

“(La Seguridad Social es) la protección que la sociedad proporciona a sus miembros, mediante una serie de medidas públicas, contra las privaciones económicas y sociales que, de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad, accidente de trabajo, o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte; y también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos.”

La Seguridad Social de España

¿Cuál es su finalidad y cómo funciona?

Se puede decir que la Seguridad Social en España es el principal sistema de protección social que ofrece el Estado. Su finalidad es garantizar unas prestaciones sociales concretas e individualizadas, para que determinadas personas en situación de necesidad puedan hacer frente a las diferentes contingencias en las que pueden estar situadas (y también a las personas que dependan de éstas).

La Seguridad Social funciona de la siguiente manera:

La SS se encuentra regulada en el artículo 41 de la Constitución Española y en el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 1/1994).

¿Cuál es la historia de la Seguridad Social Española?

La Seguridad Social apareció en España en el año 1900, en esta fecha fue creado el primer seguro social en España, a través de la Ley de Accidentes de Trabajo. Las variaciones que ha experimentado la Seguridad Social en España pueden resumirse en tres etapas:

  1. Desde 1900 hasta 1962 fue la etapa de definición prestacional e institucional, en esta etapa destaca el Seguro Obligatorio de Maternidad (creado en 1923, pero ampliado en 1929), era un seguro que garantizaba, entre otras prestaciones, la asistencia facultativa en el embarazo y en el parto, estableciendo el Instituto Nacional de Previsión los primeros convenios con las organizaciones profesionales de médicos, farmacéuticos y matronas.

  2. Desde 1962 hasta 1968 fue la etapa de la configuración normativa, en esta etapa se aprueban las bases para que el sistema pueda cubrir a toda la población mediante todas las prestaciones.

  3. Desde la aprobación de la Constitución Española (año 1978) hasta nuestros días. Es la etapa de consolidación hacia el Estado de Bienestar: se puede decir que la Seguridad Social española es de todos los ciudadanos y para todos los ciudadanos, a su vez, garantiza prestaciones ante situaciones de necesidad. El gasto más alto que tiene hoy en día la SS es hacer frente al pago de las pensiones y prestaciones a jubilados.

En conclusión, prácticamente la Seguridad Social se basa en un pacto entre las distintas generaciones, los jóvenes trabajan hoy para los jubilados del mañana y los jubilados de hoy han trabajado por los pensionistas de su época también. Todo esto hace una cadena, que si se rompe, podría dañar incluso al bienestar social, ya que tener cubiertos todos estos gastos da una gran sensación de tranquilidad a la ciudadanía. Hoy, en Capitalibre, hemos decidido poner esa imagen del niño y el anciano como principal del post por el simple hecho de lo que significa contribuir hoy, la felicidad de ambos depende de los contribuyentes de hoy en día, y así ha de ser, para que en un futuro seamos nosotros también los beneficiados.