Conceptos, Mercados »

Analizamos Animal Spirits: Cómo influye la psicología humana en la economía, de Akerlof y Shiller

Alberto Fernández Alonso

¿Harto de buscar culpables a la crisis que estamos padeciendo? ¿Te sientes perdido entre las mil y una explicaciones complejas que la economía tradicional te ofrece? ¿Piensas que cada vez que un economista explica la crisis, necesitas volver a repasar tus apuntes de matemáticas? Si la respuesta que das a estas preguntas es afirmativa, entonces estás de enhorabuena, Animal Spirits es tu libro.

Los profesores Akerlof y Shiller se han empeñado en demostrar que los problemas de la situación que estamos padeciendo, si bien tienen consecuencias complejas, su origen no es nada complicado y cualquier persona, a pesar de no poseer conocimientos económicos, puede entenderlos. Para ello, han sentado en el banquillo a nada más ni nada menos que a toda la teoría económica hegemónica del momento, es decir, tanto a la Nueva Escuela Keynesiana como a la Nueva Escuela Clásica. Nadie escapa a su veredicto de culpabilidad, que no es otro que el haber ignorado un hecho crucial, no todas las acciones que la gente emprende, son de tipo racional:

Keynes se había percatado de que, aunque la mayor parte de las actividades económicas suelen tener motivaciones racionales, también existen muchas otras actividades que están gobernadas por espíritus animales, ya que los estímulos que mueven a las personas no siempre son económicos ni su comportamiento es racional cuando persiguen este tipo de intereses. Según el punto de vista de Keynes, estos espíritus animales son la causa principal de la fluctuación de la economía y constituyen, asimismo, la causa principal del desempleo involuntario.

Información bibliográfica

Nombre: Animal Spirits. Cómo influye la psicología humana en la economía
Autor: George A. Akerlof y Robert J. Shiller
Editorial: Gestión 2000
Precio: 18.95 €

Temas principales:

Ideas clave

La primera idea clave que nos asalta es clara, qué diablos es eso de los espíritus animales y cuáles son. En palabras de los autores:

Es un término económico que se refiere al componente fluctuante e inconsciente de la economía. Representa nuestra peculiar relación con la ambigüedad o la falta de certeza. A veces los espíritus animales nos paralizan, mientras que en otras ocasiones nos revitalizan y nos llenan de energía, haciendo que superemos nuestros miedos e inseguridades.

¿Cuáles son esos espíritus animales?

Una vez tratados los espíritus animales, los autores aplican los mencionados conceptos para responder una serie de preguntas, cuya principal meta es mostrar al lector las limitaciones de la teoría económica neoclásica, sobre todo su hipótesis sobre la racionalidad de los agentes económicos. Las preguntas a las que intentan dar respuesta son:

Bibliografía del autor

George A. Akerlof es Catedrático de Economía de la Universidad de California, Berkeley. Galardonado con el Premio Nobel de Economía en el año 2001 junto con Michael Spence y Joseph E. Stiglitz, por sus análisis de los mercados con información asimétrica. Entre sus obras más destacadas se encuentran artículos como The Market for Lemons: Quality Uncertainty and the Market Mechanism; Efficiency Wage Models of the Labor Market y volúmenes como Animal spirits: how human psychology drives the economy, and why it matters for global capitalism.

Robert J. Shiller está en posesión de la Cátedra Arthur M. Okun de Economía en la Universidad de Yale, autor de obras como Exuberancia irracional y El estallido de la burbuja. Es también cofundador y presidente de MakroMarkets LLC.

Conclusiones

85

Los autores nos ofrecen un análisis de la actual crisis y otros temas importantes, basado en un concepto que no gusta a la teoría económica tradicional por su dificultad para transformarlo en una ecuación matemática. Si algo queda claro al lector que se acerque a Animal Spirits, es que se trata de dos autores con profundas raíces keynesianas, cuya concepción de la política económica se aleja de la no intervención de la teoría económica neoclásica actual. Sin embargo, sus críticas también pueden ir dirigidas a economistas postkeynesianos, los mismos que han decidido eliminar esos espíritus animales de la teoría ante la incapacidad de introducirlos en sus modelos econométricos.

Un acercamiento sencillo e ilustrativo, con un lenguaje nada técnico que permitirá el lector tanto experto como al aficionado, adentrarse en los debates de teoría económica candente, en los postulados de una rama floreciente de la ciencia económica como la economía del comportamiento. Y por supuesto, una obra que llenará el carcaj de flechas de los defensores de una mayor intervención del Estado en la economía, obligando a los más liberales a un debate cara a cara con argumentos sugerentes.