Made in China: Bienvenidos a la realidad de China

Made in China: Bienvenidos a la realidad de China

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En esta nueva sección quincenal que estrenamos en CapitaLibre, hablaré desde un punto subjetivo sobre los aspectos que acontecen en el gigante asiático, China, siempre desde una vertiente económica, que englobará política y negocios.

La gran Muralla china

Sí, como la mayoría vuestros gadgets, este artículo está hecho en China, pero no os asustéis, ni va a ser low cost ni siendo también diseñado, pensado y escrito desde el país oriental, será una copia.

En esta sección de Capitalibre tengo pensado plasmar las vivencias, ocurrencias y cualquier delirio derivado de vivir a caballo entre Pekín, Shenzhen y Hong Kong, tres de las ciudades más importantes a nivel económico de la China del futuro, esta que dicen que dominará el mundo en cuestión de años, si es que no lo está haciendo ya.

Aquí se hablará de política, de economía, de tecnología, de cosas cotidianas desde Asia para un público profano, con un conocimiento más bien limitado de los tejemanejes que se estilan por estas tierras, cómo funciona el sistema chino (el Partido Comunista de China, qué condiciones laborales tienen los trabajadores aquí, la mentalidad, la censura a la que estamos sujetos y las opiniones de los ciudadanos respecto a la realidad que viven), la errática y distorsionada visión que tienen nuestros políticos del milagro económico oriental y lo que podemos esperar cuando la potencia hegemónica pase a ser el reino del medio (Zhōngguó, así es como se auto-denominan).

Ya de entrada, pido disculpas si alguien se puede sentir ofendido, quiero dejar claro desde un buen principio que todo lo que escriba de forma objetiva estará fundamentado en datos tangibles y que se podrán comprobar, pero es evidente que mis opiniones serán algo subjetivo y derivado de lo que veo, hago y siento en este país.

Shanghai

Para finalizar, os proporcionaré unos cuántos números para que os hagáis una idea y entréis en contexto cuando leáis los siguientes artículos:

China tiene una superfície total que ronda los nueve millones y medio de kilómetros cuadrados (cuatro país por superfície), en esta extensa superfície viven casi mil millones cuatro cientas mil personas (primer país por habitantes). El clima, debido a la extensión de superfície es diferente según la región, pero con decir que en el norte están tocando con Rusia y que en el sur, en verano se llegan a los 32ºC con un 70% de humedad fácilmente, queda todo bastante claro.

Templo en China

En cuanto a política, solo existe un único partido, inspirado en el comunismo soviético, que ejerce un control férreo sobre la vida de los ciudadanos, decidiéndo qué contenidos pueden ver en internet, cuántos hijos deberían tener (este tema lo trataremos más a fondo en otro artículo), aunque también están llevando una política económica bastante inteligente, invirtiendo en construir determinadas infraestructuras y en innovación científica y tecnológica (aunque la copia sigue siendo el pan de cada día), para cuando la inflación y las subidas de sueldos hagan imposible mantener el modelo de producción actual.

La pena de muerte está vigente para delitos como la violación, el asesinato, el tráfico de drogas o la malversación de fondos públicos para los políticos (aunque esto último es más de boquilla que otra cosa y la corrupción y el nepotismo están a niveles similares o superiores a los españoles).

El salario medio de un ciudadano bien formado al salir de la universidad en una de las zonas económicas especiales (como Shenzhen, donde vivía hasta hace unos meses) es de 2500-3000 yuanes, lo que vendrían siendo poco más de 300-380€ al cambio. Sí, señores, el capitalismo también está presente en China.

Bienvenidos a la realidad China.

Archivado en Capitalismo, China, Emprendedores, Made in China, Modelo de negocio
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs