La realidad salarial en España

La realidad salarial en España

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los salarios en España van a menos, el incremento en competitividad se está haciendo por la vía más fácil y dolorosa, día a día vemos como nuestro poder adquisitivo se ve mermado en favor de un posible incremento de la demanda exterior que no acaba por cuajar del todo.

Salarios

El día a día de los españoles es cada vez es más complicado, los salarios van a la baja, mientras que los precios de los bienes de primera necesidad y los impuestos están al alza, esto nos conduce inevitablemente a un descenso de nuestro poder adquisitivo y riqueza personal.

Según una encuesta realizada por la consultora de recursos humanos Manpower, a más de 9.000 desempleados, un 25% de los parados ha rechazado ofertas de trabajo en los últimos tres años. Esto contrasta con la realidad laboral del país, según el último informe publicado por Eurostat, en la que la eurozona bate un nuevo record de desempleo con España a la cabeza de toda Europa, con una tasa de desempleo del 26,2%, cuatro décimas por encima de los datos de diciembre. Esto nos sitúa en un escenario desolador, en el que uno de cada cinco españoles vive por debajo del umbral de la pobreza.

¿Cuáles son los principales motivos entonces, para que una persona rechace un empleo?

Salario Mínimo El principal motivo radica en el salario, la tendencia a la baja en los salarios de los nuevos contratados, sobre todo acentuándose en los más jóvenes, hace que en ocasiones sea económicamente inviable el trasladarse a otra ciudad para aceptar un trabajo. En un país en el que un tercio de los trabajadores no llega a un salario superior a los mil euros es imposible sostener los costes desorbitados de cuestiones como la vivienda, en el que el alquiler medio en España se sitúa en los 693 euros según el portal Enalquiler. ¿Con un sueldo de que ronde los 1000 euros puede aceptar trasladarse una familia a otra ciudad, y soportar el coste del alquiler, los costes anexos a la vivienda y manutención? Algunas familias de nuestro país son auténticos malabaristas de las finanzas.

En el lado opuesto se sitúan los más privilegiados, pues un 30% de los asalariados tiene salarios por encima de los 2.000 €.

Por sectores los mejor parados son los empleados de banca y seguros, en los que el 70% de os empleados tiene salarios superiores a los 2.000 € al mes.

Por otro lado, un gran factor de rigidez en el mercado laboral es la obsesión por el ciudadano español de tener una casa en propiedad. Si a lo comentado en párrafos anteriores, le tenemos que sumar el pago de la hipoteca, se torna todavía más imposible el desplazarse a otra ciudad para aceptar un nuevo trabajo.

Resulta, al menos paradójico en España, país que en ocasiones exporta talento y conocimiento, no sea capaz de aprovecharse del mismo, la dificultad de generar empresas e infraestructuras que puedan satisfacer esa oferta laboral altamente cualificada hace que la única vía para ganar en competitividad sea la destrucción salarial, en lugar de buscar la eficiencia por otras vías más satisfactorias para todos.

Os invito a reflexionar sobre el tema, o incluso a compartir con vosotros vuestra experiencia personal sobre el mismo.

Archivado en Banca, Burbuja, Crisis, Desempleo, Escándalo Financiero, España, Evolución económica, Impuestos, Inversiones, Microeconomía, Paro, Salarios, Sueldos, Unión Europea
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs