Nobel 1979 (II): Theodore William Schultz

Nobel 1979 (II): Theodore William Schultz

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Y seguimos en 1979, en el que Theodore William Schultz comparte el premio con Lewis, del que os hemos hablado con antelación. Así que ha llegado el turno de Schultz ¿sabéis quién era este hombre? Comparte con su compañero el interés por los países en vías de desarrollo, investigando la forma de fomentar el crecimiento económico.

Comparte premio con Lewis, Schultz en 1979

The Sveriges Riksbank Prize in Economic Sciences in Memory of Alfred Nobel 1979 was awarded jointly to Theodore W. Schultz and Sir Arthur Lewis “for their pioneering research into economic development research with particular consideration of the problems of developing countries”

(Arlington, Dakota del Sur, 1902 – Evanston, Illinois, 1998) Theodore Schultz estudió en la Universidad Estatal de Dakota del Sur, y posteriormente obtuvo el título de Doctor por la Universidad de Wisconsin. Allí, vivió los comienzos de la Gran Depresión y tuvo contacto con economistas de pensamiento no ortodoxo, con lo que generaron nuevos planteamientos teóricos sobre el desarrollo capitalista.

Durante trece años, fue profesor en el College State de Iowa, para trasladarse después a la Universidad de Chicago, donde desempeñó un importante papel en el Departamento de Investigaciones Económicas y como fideicomisario del Institute of Current World Affairs, de The Population Council y del Servicio Internacional para el Desarrollo Agrícola.

De igual modo que su colega de Larea, Lewis, sus trabajos se enmarcaron dentro de la teoría del desarrollo, a través de la explicación de los factores que hacen posible el crecimiento económico de un país; partiendo de la situación de pobreza que afecta a los países en vías de desarrollo, concluyó que sólo el progreso de la agricultura conduciría a un posterior proceso de industrialización y, por tanto, a un desarrollo equilibrado y racional. Se trata del proceso contrario al vivido por estos países en la segunda mitad del siglo XX. Su gran aportación consiste en la relevancia del “capital humano” en el sector agrícola, como el capital financiero resulta vital en el desarrollo industrial clásico.

Fue elegido presidente de la Asociación Americana de Economía, quien le otrogó la la Medalla Francis A. Walker. Entre sus numerosas obras destacan La agricultura en una economía inestable, Crisis económica de la agricultura mundial, El valor económico de la educación, Crecimiento económico y agricultura e Inversión en capital humano.

Archivado en Economía del desarrollo, Nobel, Teoría Económica
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs