Grecia, situación actual del país que vio nacer y morir la sociedad democrática

Grecia, situación actual del país que vio nacer y morir la sociedad democrática

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Grecia fue la cumbre de la civilización occidental y vio nacer la democracia. Ahora, se enfrentan ante una de sus mayores crisis -económicas- y por ende, sociales. La clase política griega, que en su día falseó el déficit público antes de entrar a la zona euro e hizo unas políticas fiscales erróneas, está viendo como su peso político y económico se reduce a la par que el estallido social aumenta.

Parlamento griego

Año 2004, tres años después de que entrase Grecia en la zona euro. El país heleno, por parte del Ejecutivo y en cabeza de Caramanlís, comenzaron a aumentar el gasto público a través de un aumento de plantilla y sueldos en el funcionariado, en valor de un 70%. Dicha política llevó a Grecia a afrontar un aumento porcentual de más del 100% del PIB.

Además de esto, el país heleno, después de entrar en la zona euro y con la llegada del gobierno socialista en 2009, la Comisión Europea detectó que las cuentas de déficit de Grecia habían estado falseadas. Y es que la previsión de déficit público no era como se preveía (del 3,7%) si no que era del 12,7%. Esta previsión se llevó a cabo por el gabinete previo al gobierno socialista heleno desde un escenario ‘falseado a la baja’ e hizo a las agencias de calificación de riesgo, como Standard & Poors o Moody’s, reducir el ‘rating’ de deuda del país. Dicha rebaja de calificación hizo aflorar una especulación constante sobre la posible quiebra de Grecia.

El año pasado, la posible quiebra de Grecia, hizo que el euro comenzara a dar señales de fragmentación. Algunos analistas planteaban una Europa de dos velocidades y con dos monedas, la Europa del ‘euro del sur o ‘euro latino’ compuesta por España, Portugal, Italia y Grecia y la del ‘euro del norte’, compuesta por el resto de países nórdicos, con economías más potentes. Obviamente ambas monedas contarían con una valoración distinta, el ‘euro latino’ sufriría una depreciación de entorno al 20% respecto al ‘euro del norte’.

Ahora, el país heleno se enfrenta a una deuda del 156,9% de su PIB, es decir, 303.918 millones de euros. A bastante distancia le sigue España, con un 84,20% o Alemania, con un 81,90% de su PIB. El problema no está tan solo en la cantidad de deuda que tiene cada país, si no en la confianza de los mercados en financiar dicha deuda. Y actualmente, la confianza que genera Grecia a los mercados es insuficiente y por lo tanto, el interés de deuda crece y las posibilidades de pagar disminuyen. El foco de atención de los mercados, ahora está en Grecia.

El panorama político…

El panorama político del Ejecutivo griego presenta opiniones muy similares. El actual primer ministro heleno, Andonis Samarás, se muestra partidario de las reformas, aunque se refiere a éstas como históricas. Las muestras de avance económico tan solo son palpables para el Ejecutivo heleno. “Grecia ve por fin la luz al final del túnel. Hace un año nuestro país estaba considerado el lugar menos seguro de Europa, pero hoy en día Grecia está en otro lugar, consigue sus objetivos, está cerca de un superávit primario, el sistema bancario se recapitaliza y el país hace reformas que no se habían hecho en décadas”, son palabras de Andonis Samarás, primer ministro griego. Afirma que Grecia ha dado un “considerable salto en competitividad” hecho que hará que “Grecia pueda pagar todo el dinero que debe a Europa desde 2010 el próximo año”.

Desde Bruselas, Grecia llegó a un acuerdo para recibir los fondos de rescate. Con un total de 8.800 millones de euros, el país heleno recibirá 2.800 millones pendientes desde marzo y 6.000 millones para la financiación de su segundo trimestre de año. “Si abandonamos la austeridad no recibiremos el siguiente tramo del préstamo. Hemos establecido objetivos que tenemos que cumplir. Si no, perderemos la confianza que hemos empezado a reconstruir”, declaraba el ministro de Economía griego, Yannis Stournaras.

… ante el “Apokálypsis” social

Por descontado, las muestras de desesperación ciudadana son palpables en las calles y en las urnas. El radicalismo de la extrema derecha triunfa en Europa. Un ejemplo de ello es Amanecer Dorado, el partido griego de ideología nazi que consiguió un apoyo contundente en las anteriores elecciones griegas de 2012, con discursos de antiausteridad y violencia.

Gente mirando mientras se quema un edificio en Atenas, Grecia

Aún así, mientras gran parte de los líderes políticos mantienen su discurso muy en la línea con la troika y de su política reformista, los ciudadanos griegos que ya viven por debajo del umbral de pobreza es de 3,4 millones, lo que significa un preocupante 30% de la población.

Una economía débil ante un ciudadano que sigue sin luz en el túnel, en paralelismos con las declaraciones del del primer ministro griego, Samarás. El paro de Grecia ya alcanza el 27,2%, es decir, más de 1,29 millones de griegos siguen sin poder trabajar; los cuales más de la mitad representa a jóvenes menores de 25 años.

En el sector farmacéutico, al sufrir impagos por parte del gobierno, las farmacias griegas comienzan a estar desabastecidas. Un problema que se suma al impago ya mencionado y debido a los bajos precios que han hecho florecer la reventa de fármacos en el extranjero.

La renta de los hogares descendió un 8,2% respecto a finales de 2012, la bajada salarial del 13%, el retroceso de ayudas del 5% y el aumento de impuesto sobre la renta, entre otras circunstancias, han hecho a los griegos llevar una situación de exclusión social contundente. Las manifestaciones que en 2012 se caracterizaban por cócteles Molotov o gases lacrimógenos, han sumado un nivel de escalada a la violencia ciudadana. Ahora, lo más común, son las amenazas telefónicas diarias a policías, políticos o empresarios o, los ataques (a través de bombas caseras) a sedes de partidos políticos o bancos. La eclosión y el clamor social se han convertido en un nuevo “apokálypsis” constante.

Reunión junto al primer ministro heleno y la canciller alemana

Es de extrañar que ante la continua penumbra económica y social griega, gran parte de los medios hayan resignado a continuar informando de la actualidad griega al mismo ritmo que se comunicaba antes. Un país sumido en una crisis muy profunda, que aún no sabe qué le deparará el futuro. No se sabe cuál es el próximo paso que dará la troika. Pues la exclusión de Grecia de la zona euro ya no se ve tan ‘imposible’ puesto que la deuda que tenía con Alemania se ha subsanado en gran medida con la condonación de ésta y los intereses ya pagados.

No obstante, Alemania, que capitanea las políticas de austeridad europeas, se vería gravemente afectada por la salida de Grecia de la zona euro; daría entender a los inversores extranjeros que el proyecto de moneda europea única ya no es tan firme como lo era en sus comienzos y tambalea cuando países unidos se ven afectados.

Archivado en Euro, Grecia, Troika, UE
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs