Avanzan las investigaciones sobre la competencia desleal de Google

Avanzan las investigaciones sobre la competencia desleal de Google

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El proceso sobre un posible abuso de posición dominante de Google avanza inexorablemente. La compañía acusada, entre otras cosas, de dar prioridad a sus anuncios y aprovechar contenido de competidores en su propio beneficio, también recibe acusaciones sobre el terreno movil, línea de negocio en la que roba terreno al resto de compañías. Las asociaciones creadas para denunciar públicamente estos hechos afirman que debe ser el segundo paso de la investigación.

Competencia lucha contra Google en defensa de varias asociaciones de buscadores

[Según se informaba](El presidente de la Agencia Federal de Comercio de EEUU) ayer Joaquín Almunia, comisario de Competencia de la Unión Europea hasta el próximo 2014, se reunía con el presidente de la Agencia Federal de Comercio de EEUU, Jon Leibowitz. El tema de debate: Google. El gigante norteamericano hace ya tiempo que se encuentra en el ojo de mira del Tribunal de Competencia Europeo, habiendo sido investigado previamente en alguna ocasión sin que se pudiese demostrar la existencia de competencia desleal. Sin embargo, el pasado mayo parece que Almunia encontró indicios suficientes que confirmar la existencia de un posible caso de monopolio.

Existen dos asociaciones que engloban a una veintena de empresas entre las que se encuentra Microsoft, denominadas FairSearch e iComp, cuya finalidad es perseguir la causa con Google por prácticas que impiden la competencia a través de la penalización de sus buscadores en el ranking de resultados de búsqueda de Google. Pero esto no es tan sencillo de demostrar, por lo que actualmente las protestas se están centrando en que la compañía potencia aquellas líneas de negocio de su propiedad como YouTube o Google Maps. Y es que argumentan que toda empresa tiene derecho a autopromocionarse pero con unos límites. Si llega un momento en que la compañía adquiere tales dimensiones como para ser un fenómeno social, hay que dejar al margen tal autopromoción. Y sus algoritmos deben transmitir al usuario el posicionamiento real según el número de visitas, siendo secundario el “autobombo” de la empresa, puesto que su buscador ha adquirido una relevacia social que conlleva que no se entienda ético el comportamiento del gigante de Mountain View.

Y es que no deja de ser para preocuparse, al menos en España, donde la compañía tiene una cuota de mercado en el negocio de búsquedas por Internet del 98% y si lo ciframos en publicidad a través del mismo medio, hablamos del 50% -datos que incluyen toto tipo de publicidad gráfica-. En Europa, los datos son algo más reducidos, aunque igualmente alarmantes, ya que la cuota en publicidad alcanza el 44%.

Como bien sabréis, circulan un millón de rumores alrededor de los supuestos acuerdos de exclusividad a los que llega Google, entre otras cosas, ahora lo que ya no es un rumor es el miedo que existe en el mercado de la búsqueda hacia el gigante tecnológico, que se va extendiendo a su vez a través de la línea de mercado movil, en la que se calcula que su sistema operativo Android estará presente en el 75% de los dispositivos. Esto es lo que afirma el consejero de FairSearch, Thomas Vinje. La actual investigación no incluye el mercado de la telefonía móvil inteligente, pero Almunia no descarta que pueda tratarse de la segunda fase de la misma, una vez que se determine qué sucede con el buscador, probablemente a lo largo del próximo semestre.

Pero parece que el tema del mercado móvil no está para nada infundado. La directora de Competencia de Nokia, Jenni Lukander, ha confirmado recientemente que Google presiona en los contratos de Android para que sea más difícil acceder a las aplicaciones de otros. Y un detalle fundamental es la inclusión de cláusulas de exclusividad para que los teléfonos incluyan sus aplicaciones preinstaladas. Eso ha afirmado la directora y a mí no me parece una acusación gratuita.

Y por su parte, Microsoft, que esta vez se encuentra del otro lado, es la que en realidad acumula más sanciones del ejecutivo comunitario. La última de ellas se deriva de que consideran que durante año y medio -de febrero de 2011 a julio de 2012- millones de usuarios del sistema operativo Windows no fueron informados sobre la posibilidad de escoger otro navegador que no sea el de la multinacional americana, Internet Explorer. Estos hecho se produjeron durante la descaraga dela actualización Service Pack 1.

¿Véis claro el tema del monopolio de Google? Y, ¿qué Microsoft actúe según le plazca si es ella la que maneja a los usuarios, pero que si lo hace otro proteste?

Archivado en Competencia, Google, Microsoft, Monopolio
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Lorenzo Gama dice:

    El tema móvil es complicado, por ejemplo ¿como se aplicaría el tema de los navegadores web en iOS o Android?

    En cualquier caso lo que dice Jenni Lukander es absurdo, ¿que complicaciones te pone Android para instalar cualquier aplicación que no sea suya?

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs