El Rincón del Inversor: Mercados de Derivados – Opciones II

El Rincón del Inversor: Mercados de Derivados – Opciones II

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La pasada semana os presentamos con más profundidad el concepto de las opciones financieras, pudimos aclarar como funciona el horizonte de pérdidas y ganancias de este instrumento financiero, que a priori parece complejo. Esta semana, os presentaremos el mercado de opciones en España, y conoceremos algo más acerca del precio de cotización de las mismas.

Los mercados de derivados: opciones financieras

Continuando con la senda comenzada la semana pasada, esta semana retomaremos la sección de El Rincón del Inversor con las opciones financieras como instrumento financiero invitado. La semana pasada pudimos ver su horizonte de pérdidas y ganancias. Esta semana nos centraremos en aspectos como el valor de la misma, y sus usos mediante ejemplos prácticos.

¿Qué mercado de opciones hay en España?

El mercado organizado, en el que podemos negociar con opciones financieras en España se llama MEFF. En este podemos encontrarnos opciones sobre el índice Ibex35, y sobre las acciones que cotizan en el mismo. Las opciones tienen un valor nominal de 100 acciones, es decir nosotros pagamos una prima por el derecho a comprar o vender un hipotético lote de 100 acciones. En el mercado MEFF se negocian los dos tipos de opciones que vimos la semana pasada, las opciones europeas (solo se pueden ejercer a vencimiento) y las opciones americanas (se pueden ejercer en cualquier momento desde que la adquieres hasta el vencimiento de la misma).

En la pagina de MEFF podemos ver las cotizaciones de las opciones.

En la siguiente imagen tenemos los últimos datos de cotización con los que cerró ayer el mercado de las opciones europeas, sobre Telefónica: Cotización opciones europeas telefónica

Por ejemplo nosotros tendríamos que pagar 0,42€ de prima, para poder adquirir una opción de compra sobre Telefónica con un precio de ejercicio de 9,75 € y vencimiento el 21 de diciembre. Hoy Telefónica cerró el mercado en la bolsa española a 10,05 €.

En las pantallas de cotización vemos los diferentes precios pero, ¿qué valor tiene una opción financiera?

El valor de una opción financiera Plain Vanilla, es decir las conocidas opciones Call y Pu se compone de dos componentes que detallaremos a continuación. Una pregunta que nos debemos hacer es ¿cuánto estoy dispuesto a pagar, por comprar (opción call) / vender (opción put) el activo X al precio Y en el momento del tiempo Z? La respuesta a esta pregunta, contestada por todo el mercado, es lo que da el valor de cotización de la opción financiera (su prima). Esta pregunta nos lleva a desglosar claramente el precio de la prima en dos conceptos fundamentales:

  • Valor intrínseco: este es el beneficio que proporcionaría la opción si se ejerciese en el momento actual. Es decir, si la acción de telefónica cotiza a 10,05€, y en el mercado hay una opción Call con vencimiento a el 21 de diciembre, y un precio de ejercicio de 9,75, la cual cotiza a 0,42€. El valor intrínseco de la acción serían 0,30 €, pues es el beneficio que obtendríamos de ejercer la opción en el momento actual. Beneficio = 10,05 € (precio cotización) – 9,75€ precio ejercicio

  • Valor temporal: os preguntaréis entonces, si en el ejemplo anterior 0,30 € es el valor intrínseco, es decir, lo racional que estaría dispuesto a pagar para estar en un punto muerto: 10,05 € – 9,75 € – 0,30 € (valor intrínseco) = 0 €. ¿Por qué la opción cotiza en 0,42€? Estos 12 céntimos adicionales, es lo que le denominamos el valor temporal; este valor temporal se trata de la cantidad adicional que el inversor está dispuesto a pagar por beneficiarse de una evolución favorable de los precios limitando su pérdida a la prima desembolsada, en el caso de que la evolución del precio fuera desfavorable. Con palabras más sencillas, es ese plus que pagamos por la posibilidad de que el 21 de diciembre, la acción de telefónica cotice a por ejemplo a 12 € y nosotros tengamos la opción de comprarla a 9,75 €; el resultado en este caso sería de 12 € – 9,75 € – 0,42 € (precio de la prima) = 1,83 € por cada opción que hayamos adquirido. 1,83€ / 0,42 € = lo que nos proporciona una rentabilidad de un 435% sobre el precio de la opción que hemos pagado. Lo bueno en las opciones que nuestra pérdida estaría limitada a los 0,42€ pagados por la prima de la opción.

Cabe recordar que en estos ejemplos no estamos teniendo en cuenta los costes de operar, pues no es gratis.

El precio de las opciones es difícil de valorar, existen fórmulas matemáticas como la conocida fórmula de Black-Scholes que se utilizan para valorar el precio de las opciones. A nosotros el precio nos lo dará el mercado, por su cotización, y debemos quedarnos con que la prima tendrá un valor cierto llamado valor intrínseco, y un componente subjetivo que dependerá de la probabilidad que el mercado le otorgue a que la opción se ejerza o no.

Como acabáis de comprobar en el ejemplo expuesto uno de los usos que le podemos dar a las opciones es el de especulación, pues al pagar muy poco por la prima el efecto apalancamiento puede ser grande, con la ventaja de que nuestra pérdida está totalmente cuantificada, nuestra máxima pérdida en el caso de que adoptemos una posición compradora será la de la prima pagada; por el contrario si adoptamos la posición vendedora, el horizonte de pérdidas se muestra con una mayor incertidumbre.

La próxima semana veremos como cubrir nuestra cartera de acciones con opciones financieras y otras estrategias de inversión con las mismas.

Archivado en Banca, Crisis, Evolución económica, Ibex 35, Mercados financieros, Rincón del Inversor
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs