El 2013 comienza con un retroceso del poder adquisitivo de los españoles

El 2013 comienza con un retroceso del poder adquisitivo de los españoles

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Como si de una típica lista de propósitos para el nuevo año se tratase, enero de 2013 llega con un fuerte incremento en los precios de los bienes y servicios básicos, junto con un aumento de la carga impositiva y de las tasas. Así es, “año nuevo, precios nuevos” todo parece indicar que la tradicional cuesta de enero comenzará con una gran pendiente que hará más difícil superarla. En este artículo, intentaré explicar de la forma más clara posible los cambios más destacados que reducirán el poder adquisitivo de los hogares.

Monedas de euro en las manos

El nuevo año arriba lleno de incertidumbres económicas y arrastra serias dudas sobre la viabilidad de la economía española y su sistema financiero. Sin embargo, lo que sí es un hecho es que la mayoría de los hogares españoles verán mermada su capacidad de compra en el 2013.

Si ya tradicionalmente el mes de enero exige apretarse el cinturón para hacer frente a los desajustes económicos familiares y empresariales. Enero de 2013 aportará un plus de dificultad con importantes subidas en los precios de los servicios básicos como la luz o los transportes y aumentos de impuestos y tasas superando la revalorización de los salarios y las pensiones.

Estos hechos, entre otros, provocan una caída del poder adquisitivo de los hogares que se define como la cantidad de bienes y servicios que se pueden adquirir con una unidad de una moneda. Para que el poder adquisitivo no empeorase, sería necesario que la subida media de ingresos fuese igual o superior al aumento del los precios. Desgranándolo por partidas y sectores, básicamente las novedades fundamentales son:

Gastos

  • Electricidad. El recibo de la luz de la tarifa regulada (Tarifa de Último Recurso o TUR) sufrirá una subida del 3% de media. Si bien, los que consuman más de un 10% de potencia media contratada tendrán una subida mayor, cercana al 10%.
    Aunque, las asociaciones de consumidores alertan de que la subida real oscilará entre un 5% y un 6%.

  • Combustible. Tras alcanzarse máximos históricos en los precios de los combustibles durante el año 2012. El fin de la exención fiscal a los biocombustibles provocará un aumento de los precios de la gasolina y del gasóleo de entre 3,5 y 4,5 céntimos por litro, en función de cada autonomía.

  • Transporte. Los billetes de trenes de Cercanías y de Media Distancia (regionales) de RENFE subirán aproximadamente un 3% durante el 2013. Los precios del AVE están a la espera de ser recortados con el propósito de hacerlos más accesibles a más ciudadanos y premiando al viajero frecuente con descuentos. Los autobuses urbanos, interurbanos y las tasas aeroportuarias registran de media una subida muy superior a la inflación.

  • Peajes. Los precios de los peajes de las autopistas de la Administración General del Estado se incrementarán un 2,4%, algo menos que el incremento de 2012.

  • Fiscalidad. El Gobierno presidido por Mariano Rajoy ha aprobado durante el 2012 varias medidas fiscales de afán recaudatorio. Destacan los cambios en vivienda, los nuevos compradores no podrán aprovecharse de las desgravaciones por adquisición de nueva vivienda y pasarán a tributar del 4% al 10%, así como las reparaciones que pasan del 8% al 21%. Como contrapartida, los nuevos compradores encontrarán un Euribor en mínimos históricos con una perspectiva estable durante el 2013.

  • Sellos. Correos ha anunciado un aumento de un 2,7% en el precio de los sellos para los envíos nacionales de hasta 20 gramos situándose en 37 céntimos.

  • Gas. Es la excepción. Por el momento Moncloa ha decidido mantener estables las tarifas reguladas del gas y de la bombona de butano.

  • Telefonía. Telefónica pretende aumentar el precio del abono mensual de línea fija (congelado desde el 2008) según el IPC de 2012 tras la liberalización de este servicio por parte de la CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones).

Ingresos

Poder adquisitivo: salarios y inflación En líneas generales los incrementos salariales estarán muy lejos del IPC de 2012 que se situó en el 2,9%. Las pensiones superiores a 1.000 euros se actualizarán en un 1% mientras que las inferiores a 1.000 lo harán en un 2%. Los sueldos públicos seguirán congelados aunque recuperarán la paga extraordinaria. Por su parte, el Gobierno ha aprobado un aumento de 0,6% del salario mínimo interprofesional (SMI) que pasa a colocarse en 645,3 euros.

Por ello, prácticamente todos los grupos verán reducido su poder adquisitivo en el 2013. Tal y como ha afirmado la Organización Internacional del Trabajo, España (presionada por los organismos europeos e internacionales) está intentando ser más competitiva gracias a una reducción de los costes vía salarios y no vía I+D. Sin embargo, los precios continúan su curso alcista dentro de un contexto de recesión generando un bucle económico muy peligroso con difícil solución.

En mi opinión, una aplastante mayoría de los españoles verán irremediablemente mermada su capacidad de compra durante el 2013. Pero, ¿se salvará alguien? ¿En que medida crees que te afectará esta oleada de subidas?

Archivado en Ahorro, Crisis, España, Evolución económica, Fiscalidad, Impuestos, IVA
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs