En busca de financiación: el MARF ¿puede ser una alternativa a la Banca?

En busca de financiación: el MARF ¿puede ser una alternativa a la Banca?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Es evidente que, uno de los mayores problemas que acucian, hoy en día, a las Pymes en España es la dificultad absoluta de acceso al crédito y, en general, a la financiación. Por ello, cada día son más las que intentan acudir a vías extra bancarias para su obtención. Entre ellas se está hablando mucho últimamente del Mercado Alternativo de Renta Fija – MARF – como una opción. Pero, ¿en qué consiste el MARF? ¿Cuál va a ser su filosofía y funcionamiento? ¿Puede ser una buena opción de financiación?, veamos

Sección sobre financiación pyme

Como comentábamos en un artículo anterior al tratar el concepto del MAB hoy vamos hablar del Mercado Alternativo de Renta Fija – MARF –, o – MARFI – como le gusta denominarlo al Gobierno.

Esta figura ya se encuentra contemplada dentro de las medidas de estímulo económico promulgadas por el Gobierno como vía de alternativa de financiación a las Pymes. Y aunque no fue contemplada en el Real Decreto, su ausencia no parece que sea una marcha atrás, ya que muchas de las medidas adoptadas son necesarias para que dicho mercado se ponga en marcha.

En efecto, ya en septiembre pasado, el Ministro de Economía, Luis de Guindos prometió la creación de este Mercado para evitar en lo posible la situación actual en nuestro país en donde nuestras empresas tienen una dependencia de la financiación bancaria del 80% muy superior a otros países como Estados Unidos en donde es del 30% o Alemania con el 65%. Tampoco debemos de olvidar que esta reducción de la dependencia bancaria viene impuesta también por Bruselas en el Memorándum de Entendimiento – MOU – como condición del rescate bancario español, o como en Alemania ha sido todo un éxito emitiéndose desde 2010 casi 3.000 millones de Euros para medianas empresas.

Si bien los conceptos básicos sobre la futura regulación del MARF se contienen en una nota del Ministerio de Hacienda , veamos someramente cuáles son las aspectos fundamentales del Mercado Alternativo:

Que es el MARF

El propio Ministerio lo define es su nota como

un mecanismo que permita a las empresas solventes y sanas acceder a liquidez a corto plazo para que puedan gestionar su fondo de maniobra y a fondos a medio plazo, atrayendo el capital de inversores institucionales nacionales y extranjeros.

O en otras palabras, como dice el profesor Rodrigo García de la Cruz, un mercado en el que las Pymes puedan emitir bonos de renta fija a plazos e importes que el sector financiero está incómodo en prestar.

Estrategia y funcionamiento

Vista ya la alta dependencia bancaria de nuestras empresas, y transcurridos mas de cinco años de crisis financiera y económica, corremos el riesgo de que las medianas empresas vean mermada su capacidad de crecimiento por la imposibilidad de captar recursos para financiar su desarrollo. Parece pues estratégico crear un mercado de deuda atractivo y que permita, por un lado, captar tanto fondos nacionales como extranjeros, mejorar la productividad, los niveles de innovación y su internacionalización, así como reforzar la cadena de relaciones comerciales entre empresas.

Según los expertos, el potencial de captación podría calcularse en una capacidad máxima de endeudamiento próxima a los 20.000 millones de Euros.

Pero la creación de éste mercado de deuda supondría, además, disciplinar y hacer mas eficientes a las entidades de crédito, al dotar a las empresas de más posibilidades de financiación, lo que implica, en consecuencia, mayor competencia en el mercado financiero.

Depósitos a plazo En cuanto a su funcionamiento, parece que el gobierno se decanta un Sistema Multilateral de Negociación – SMN – con requisitos mas flexibles que los de los mercados secundarios oficiales. De tal manera que, para su puesta en marcha, el Ejecutivo deberá ajustar algunos inconvenientes que plantea la actual regulación de las sociedades de capital, tales como admitir la emisión por parte de las Sociedades Limitadas, eliminar la restricción existente en cuanto a la limitación en el volumen de la emisión al total de los recursos propios y reservas de las Sociedades Anónimas o simplificar los trámites mediante la sustitución del folleto informativo por la aportación de un simple documento afirmativo formulado en Escritura Pública.

Pero también existen dos aspectos fundamentales para que el MARF pueda funcionar perfectamente. Así señala el profesor García de la Cruz que hay dos consideraciones esenciales antes de comprar cualquier bono de una empresa: la liquidez de la emisión y el Rating. La primera requiere compromiso y apoyo total del Gobierno tanto en la puesta en marcha como aplicando ayudas fiscales para atraer inversores, ayudas fiscales a las que se compromete el Ministerio sin concretar cuáles serían, aunque nosotros propondríamos que se apliquen las mismas señaladas en las Medidas de Apoyo para los inversores en empresas de reciente constitución: una deducción del 15% en la cuota estatal del IRPF.

En cuanto al Rating, parece que el problema podría estar solucionado ya que, por fin, contamos con una agencia de rating 100 % española e independiente como es axesor y como señala su Director General, Santiago Martín,

es muy necesaria la presencia de jugadores independientes locales, especializados en el mercado de las pequeñas y medianas empresas, que analicen los riesgos de inversión en estas compañías.

En conclusión

CheckmarkSi bien para acudir a esta vía de financiación muchas empresas españolas a las que la normativa les permite, hoy en día, llevar unos registros contables simplificados, tendrían que adaptar todo su sistema contable para llevar una contabilidad completa y sujeta a controles y requisitos externos para ofrecer las garantías necesarias a los inversores, con el alto coste que esto supone, es evidente que sus ventajas superan a éste obstáculo.

Así desde KPMG se resaltan como bonanzas de esta herramienta el acceso por parte de las empresas a mayores niveles de apalancamiento respecto a la financiación bancaria, un mayor plazo -entre siete y diez años – lo que permitiría obtener economías de escala y requisitos menos estrictos.

Igualmente, el profesor de la Universidad de Sevilla, Tacho Rufino señala que

será un buena piedra de toque para que quienes tienen ahorros comiencen a comportarse en este país como verdaderos inversores … / … La rentabilidad prometida por los bonos empresariales será alta; por su parte, el riesgo asociado a la inversión tendrá una buena prima.

En definitiva, dado que el rescate no ha sido suficiente para que los bancos hagan su trabajo ya que siguen dedicando sus esfuerzos a limpiar balances, acudir a un nuevo concepto que vincula el ahorro de las personas a la inversión empresarial a cambio de una rentabilidad muy superior a la misma deuda pública, entendemos que sería una magnifica opción de financiación para las Pymes. Esperemos, por todo lo que nos jugamos, que sea así.

Archivado en Autónomos, Crisis financiera y posibles soluciones, En busca de financiacion, Mercado alternativo, Mercados financieros, PYME
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs