Los mercados de deuda pública, qué posibilidades dan y cómo funcionan

Los mercados de deuda pública, qué posibilidades dan y cómo funcionan

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si te gustaría saber cómo se emite la deuda pública española, este artículo puede ser un buen comienzo. En ella contamos cómo funcionan los mercados de deuda pública, tanto los primarios como los secundarios, qué tipo de ofertas podemos realizar y qué otras posibilidades de inversión en deuda pública española existen además de las Letras del Tesoro y de los Bonos y Obligaciones del Estado.

Mercados de renta fija

La deuda pública es emitida por el Tesoro cada cierto tiempo para financiar las necesidades del Estado. Nunca me gustó comparar la economía del Estado con la de una familia (aunque muchos economistas lo hacen) pero para entendernos diremos que el Estado también tiene que pedir préstamos e hipotecas porque su “sueldo” (principalmente lo que recauda vía tributos) no le llega.

En la página del Tesoro Público está toda la información concerniente a la deuda pública. Nosotros simplemente queremos hacer un pequeño resumen de algunas partes que consideramos interesantes para Capitalibre.

La deuda pública se emite en el mercado primario. El Tesoro hace un anuncio con las condiciones de la emisión y se abre un plazo para la presentación de solicitudes. Entre las condiciones de la emisión se cuentan el tipo de emisión (Letras del Tesoro, si son a corto plazo; Bonos y Obligaciones del Estado, si son a largo plazo), el tipo de interés que van a pagar (los Bonos y las Obligaciones del Estado únicamente; las Letras del Tesoro no pagan intereses), el plazo al que se emiten, la cantidad que se va a emitir, el precio mínimo que se va a aceptar, etc.

Cualquier persona puede comprar deuda pública de España. Cuando alguien quiere comprar deuda pública en el mercado primario puede hacer una oferta competitiva, es decir, pujar en la subasta diciendo qué cantidad de deuda pública quiere y qué precio está dispuesto a pagar por ella; o bien puede hacer una oferta no competitiva, diciendo únicamente cuánta deuda pública quiere comprar. En este caso, el precio que se le aplica es el precio medio que resulte de la subasta.

¿Es posible comprar deuda pública fuera de esas subastas? ¿Qué hago si tengo deuda pública y necesito venderla porque quiero comprar una moto? Para estos casos y otros similares está el mercado secundario de deuda pública. En él se ponen en contacto los inversores que quieren comprar deuda pública con los que la quieren vender. Funciona exactamente igual que cualquier otro mercado financiero: los que compran dicen cuánto quieren comprar y a qué precio y los que venden dicen cuánto quieren vender y a qué precio. Se casan las ofertas y las demandas de deuda pública y se va creando el precio de mercado de cada una de las múltiples emisiones de deuda pública que hay en circulación.

Subastador

Por último, comentar que además de las Letras del Tesoro y de los Bonos y las Obligaciones del Estado, existen otras posibilidades de inversión en deuda de España, aunque no son más que combinaciones de compras y ventas de aquéllos. Así, tenemos los repos, por los que un inversor vende valores del Tesoro a otro con el compromiso de comprárselos en un momento futuro conocido de antemano y por un precio prefijado.

También podemos hablar de los strips, aplicables únicamente sobre los Bonos y las Obligaciones del Estado puesto que consisten en negociar de forma separada los diferentes pagos procedentes de estos instrumentos (cada pago anual de intereses y la devolución del nominal al final de la vida del título). Y, por último, tenemos los fondos de inversión asociados con el Tesoro y autorizados por la CNMV que operan con deuda pública: los Fondtesoro.

Archivado en Bonos del Estado, Deuda Pública, Letras del Tesoro, Mercado Primario, Mercado Secundario, Mercados financieros, Obligaciones del Estado, Renta Fija, Tesoro Público
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Lucía Estrada Csaky dice:

    Tengo una duda, ¿es realmente necesario que se emitan a través de subastas?

    • Paulino Martínez Fernández dice:

      Parece que hay acuerdo entre los que saben del tema en que la subasta es la forma que mejor captura la utilidad que le damos a un determinado bien. La alternativa (no se me ocurre otra) sería una “negociación ad hoc” para cada emisión, un acuerdo -tácito o explícito- acerca de cantidades y precios entre el Tesoro y una especie de representación de los inversores (más o menos como la salida a Bolsa de una empresa), pero creo que dada la frecuencia de las emisiones sería un mecanismo demasiado costoso y poco práctico. ¿A alguien se le ocurre alguna otra posibilidad?

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs