Telefónica se protege ante una posible falta de liquidez

Telefónica se protege ante una posible falta de liquidez

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Se ha abierto la veda… Teléfonica SA es la primera, pero ¿de cuántas? Sus accionistas dicen adiós al dividendo hasta el último trimestre de 2013, como medida de prevención ante posibles situaciones de iliquidez. Eso le recomendaban analistas de la talla de Fitch, considerando que la blue chip no vive en una urna al margen de la coyuntura económica del país en el que la compañía tiene su sede social. No se trata del único hecho relevante presentado a la CNMV, las desinversiones y la reducción de sueldos a directivos y al Consejo acompañan a este cambio estratégico.

Telefónica La agencia de calificación Fitch Ratings ya recomendaba un cambio en la estrategia corporativa hace poco más de mes y medio. Su recomendación no atañe sólo a Telefónica, sino que se refiere a la mayor parte de los operadores de telecomunicaciones de la Eurozona: recortes más agresivos en la política de dividendos como medida de prevención ante posibles problemas de liquidez en el corto plazo. Finalmente, su consejo ha calado en César Alierta, presidente de la compañía.

Fitch cree que unos recortes más agresivos de los dividendos son una posible solución a la liquidez en el corto plazo y favorece esta medida sobre la potencial venta de activos y o la salida a bolsa de entidades que forman parte del grupo.

Con estas medidas se toca uno de los conceptos sagrados de las blue chip españolas: ¡el dividendo! Tradicionalmente, uno de los alicientes para el inversor conservador es la estabilidad en la política de remuneración de estas compañías, las cuales reparten beneficios de forma más o menos constante. El pasado 15 de mayo ya vimos como se producía un cambio, la teleco decidía repartir derechos preferentes de suscripción para la emisión de acciones totalmente liberadas. Así, la decisión queda en manos del accionista, si desea el dividendo en efectivo deberá vender dichos derechos, de lo contrario, suscribirá la nueva emisión de acciones.

De es forma TELEFÓNICA, S.A. ha presentado la siguiente comunicación de HECHO RELEVANTE ante la CNMV:

En un contexto económico y financiero tan extremadamente difícil como el actual, factores exógenos están provocando un entorno muy inestable, agravando posibles riesgos financieros. Dado que estos factores, sin precedentes, están fuera del control de Telefónica, es crucial que la Compañía tome medidas definitivas para mitigar contundentemente posibles riesgos.

Las decisiones del Consejo de Administración, en línea con las recomendaciones precedentes, afectan al reparto de dividendos y a la recompra de acciones correspondientes a 2012, los cuales se suspende como medida excepcional; se valora el ahorro de liquidez en 4.100 millones de euros. Además, se prevé la reducción del dividendo de 2013 en un cincuenta por ciento.

La Compañía retomará la remuneración al accionista en 2013, distribuyendo un dividendo de 0,75 euros por acción. La Compañía tiene intención de pagar el dividendo en dos tramos: un primer pago en el cuarto trimestre de 2013 y un pago final en el segundo trimestre de 2014.

Desinversiones Se complementa con una reducción en la retribución de los miembros del Consejo en un 20% y de los directivos en aproximadamente un 30%. Para éstos últimos, su variación se refiere sobre todo a las remuneraciones en especie y viene a completar las reducciones aplicadas ya en los últimos seis meses. Y… ¿qué se pretende conseguir con todo esto? Allá vamos…

  • Incrementar el valor de la acción gracias a la retención de beneficios y a la política de reducción de la ratio de endeudamiento (de 2,55 veces deuda sobre ebitda a 2,35 veces)
  • Con efecto inmediato, la amortización de deuda especialmente en el corto plazo
  • Continuar con la política de desinversión de activos

La Compañia espera obtener como mínimo 1.500 millones de euros por la venta inminente de Atento y otros activos menores, como el 2% que aún mantiene en Portugal Telecom, el portal de viajes Rumbo y algunas torres de antenas. Se trata de la primera vez que realiza una evaluación de estos activos -considerados no estratégicos por lo que los ha puesto a la venta para disminuir el nivel de deuda-. La operación más avanzada es la de Atento, cuyo plazo para presentar ofertas vinculantes se cerró el pasado 10 de julio -las más destacadas son las presentadas por Bain Capital y Apollo-. Todo el conjunto de operaciones llevadas ya a cabo asciende a un total de 3.100 millones de euros.

Así que no queda más que esperar… ¿Cuál será la reacción de sus compañeras del Ibex 35?

Archivado en Blue Chip, Dividendos, España, Ibex 35, Mercado Secundario, Telecomunicaciones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs