Las teorías de Don José Mª Gay de Liebana en A Coruña

Las teorías de Don José Mª Gay de Liebana en A Coruña

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Esta nueva entrada es dedicada a un profesor que a día de hoy ya no necesita presentación alguna, se trata de Don José Mª Gay de Liébana. El pasado mes de febrero tuve el honor de presenciar una conferencia que tuvo lugar en A Coruña y quiero compartir con vosotros mis impresiones al respecto. Os anticipo que no me arrepiento de haber asistido, ¡ha merecido la pena!

Conderencia de Jose María Gay de Liébana en A Coruña

Nos encontramos ante una clase política que no sabe lo que es el esfuerzo diario, se trata de un grupo de gente acomodada que en la mayor parte de los casos se les ha dado todo hecho, no conocen, ni pretenden conocer, los problemas de la gente de a pie. Se necesita a “un gobierno que gobierne” estamos ante un gobierno que ha destinado los recursos de los trabajadores -ingresos públicos provenientes de los impuestos que los ciudadanos de a pie pagamos en mayor medida saltándose artículos de la constitución española como es el de la progresividad- para ayudar a los bancos mencionando el riesgo sistémico, pero sin reconocer que el mayor riesgo para el país es que dichos políticos sigan en el poder. Un dato curioso que nos ha citado y que espero no deje indiferente a nadie, se deriva de que

tendríamos que hacer un menor esfuerzo a la hora de pagar impuestos si desde las administraciones se tomase conciencia de lo que a las mayorías les preocupa, consistiría en dejar de ayudar a las grandes empresas en el pago de sus impuestos sobre sociedades y suprimir las IIC, SICAV o ETVE o cualquier otro tipo de ayudas a las grandes fortunas de este país, pero este es un tema algo más complejo sobre el que ya hay mucho escrito y que personalmente explicaré en posteriores comentarios.

  • No se trata de invertir en las entidades financieras para que den liquidez al sistema (que por cierto no se ve por ningún lado), se trata de, una vez detectado el problema estructural de la economía Española como es la falta de tejido productivo y la dependencia del ladrillo, deberíamos de centrar nuestros esfuerzos diarios -mayor IVA, recortes en sanidad, educación, prestaciones, copago- en mejorar nuestros sectores estratégicos para reforzar futuros crecimientos sin caer en los mismos errores.

  • No podemos continuar ayudando mediante ausencia o reducción de impuestos o mediante subvenciones a la gran empresa que ya se beneficia de la Contabilidad Creativa o Ingeniería Financiera, ya que sabemos que el 80% de los empleos son creados por las PYMES y que la gran empresa es otro de los implicados en esta crisis o recesión en la que nos hemos metido, junto con los estados y las entidades financieras, ya que las 28 empresas no financieras del IBEX-35 deben un total del 50% de la deuda de las empresas.

  • Tenemos que tener en cuenta que hemos vivido en una sociedad del pelotazo urbanístico, fomento de la inversión a corto plazo o especulación y la corrupción como máximo exponente, cuestión que es inadmisible para un objetivo de bien común o sociedad equitativamente redistribuida.

El profesor Gay de Liébana afirma que será muy complicado mejorar esta situación dado que se están llenando las listas del paro con gente de elevada edad que tiene un futuro muy poco prometedor dada su falta de formación, falta de flexibilidad en sus valores o hábitos en el trabajo y la gran cantidad de competencia que en dichas listas se encuentra. En un futuro próximo, se augura que en 2014 se empezará a estabilizar la economía, pero podrán pasar unos años en que no alcancemos el crecimiento suficiente como para crear empleo, ¿a que se debe esto? os preguntareis, pues se trata de un proceso estudiado en economía conocido como la Ley de Okun y resumiendo podríamos de citar dos ideas clave, por un lado los empresarios no contratarán a nuevos trabajadores tras una etapa de recesión (en este caso se trata de una recesión acentuada) mientras no los necesiten de manera imprescindible para su crecimiento y en una etapa de crecimiento habrá una mayor oferta de gente disponible para trabajar, por lo tanto la tasa de desempleo tardará en reducirse unas décadas hasta llegar a cifras anteriores a la crisis.

El ponente advierte que la solución y consecuencia de esta recesión será el abaratamiento de la mano de obra y que se debería de suprimir el pago a la Seguridad Social temporalmente en los contratos a gente que realmente lo necesita como pueden ser los mayores de 45 años, ya que tienen difícil reincorporación. Puedo añadir otras soluciones algo más controvertidas como pueden ser:

  • Suprimir la duplicidad de trabajos, sobre todo en las administraciones públicas.
  • Repartir el trabajo o reducción el número de horas laborales para poder incorporar al trabajo a aquel que lo demande.
  • Supervisar a los perceptores de pensiones ya que no deberían de estar haciendo trabajos que eviten la contratación de gente demandante de empleo. En este sentido decir que es una práctica muy extendida por las gentes del campo.
  • El cumplimiento de la ley ya conllevaría a una mayor contratación: ley de limpieza de montes, ley de dependencia y las leyes de impuestos que necesitan más supervisores para su correcta aplicación.

José Mª opina abiertamente que no seremos capaces de pagar nuestras deudas ya que entre la deuda privada, tanto la de las empresas financieras y no financieras, y la deuda pública, la suma asciende a 4 veces la producción anual. No parece una cifra muy exagerada pero si afirmamos que para hacer frente a esta deuda tenemos que trabajar lo mismo que estamos trabajando hoy día, durante 4 años completos, sin poder acudir al mercado a comprar ningún tipo de bien, ni agua ni alimento alguno, quizá la opinión del lector ya cambia, pero como escritor de estas líneas y futuro economista seré positivo y dejaré de dramatizar y contradigo al autor de la conferencia, ya. Que la deuda no se pagará nunca al ser usada como potenciador de la economía, pero en medio plazo veremos como disminuye el % que representa sobre el PIB, por exigencias de la UE, y podremos financiarnos con menor coste y menor repercusión y alarma social.

Las políticas que quizá envidiemos desde esta parte del mundo a estas alturas de la recesión, pueden ser las estrategias americanas de inyecciones de liquidez para fomentar la inversión, pero será otro tema a comentar en el futuro y resumo en una idea: ¿más millones para que haya más pobreza?

Como forofo y analista del fútbol, el profesor José Mª, elabora anualmente una comparación de las cuentas anuales de los clubs de fútbol de la primera división española, y con una periodicidad menor de otras ligas. Nuestra primera división se encuentra con problemas estructurales que ocasionan la falta de rivalidad excepto entre los dos clubes más importantes, Barça – Madrid, que a través de su poder de negociación son capaces de acaparar más de la mitad de los ingresos del fútbol (derechos de Tv, socios y taquilla y los ingresos del merchandising) que el total de la liga. Los balances de los clubes están desproporcionados dado que este tipo especiales de empresas tienen que soportar un 80% de gastos de personal, cuestión difícilmente modificable en ausencia de regulación y supervisión para cumplirla.

Para concluir este comentario decir que se le ha cuestionado la falta de soluciones en el turno de preguntas y ante la pregunta realizada por mí, en torno al capital social y su necesidad en una sociedad de contactoafirma que sí que son necesarios aunque deberíamos de tener en cuenta la discriminación a la que nos sometemos unos a otros por el límite que este concepto supone o destacar que ya desde la separación de los niños en escuelas privadas y públicas se está creando un mayor problema porque la red social a menudo se crea en las aulas.

Un consejo propio y acorde con esta realidad que he puesto en su conocimiento: estaremos saturados de información, de desorden, de productos, pero no debemos de jugar con nuestro tiempo y estamos obligados a aprovecharlo, a lucir la creatividad y a enseñar a los niños a ser libres en lugar de pagar por su libertad

Archivado en Corrupción, Crisis, Crisis financiera y posibles soluciones, Especulación, Futbol, José Mª Gay de Liébana, Soluciones a la crisis
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Jose Luis Villar Fornos dice:

    Gran artículo, Jota , y en cuanto a lo que dice el profesor Gay, sobretodo al comienzo, solo se puede decir: “amen”.

    Es evidente que, o se crea y fomenta un verdadero tejido industrial y los políticos dejan de mirarse la punta de la nariz y miran a largo plazo o va a ser muy dificil salir de ésta. Un abrazo

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs