El dinero no crece en los árboles, pero sí en internet

El dinero no crece en los árboles, pero sí en internet

COMPARTIR 0 TWITTEAR

devolucion dinero El dinero no crece en los árboles, pero parece que el peculio sí que encuentra en Internet un estupendo abono y tierra fértil donde crecer, pues los prestamistas abundan en la web. Más de un particular que lea estas líneas habrá acudido a ellos en demanda de préstamos online con los que solventar deudas acuciantes, ¿verdad?

Otros, en cambio, habrán dudado por falta de información acerca de estas vías crediticias o simplemente no estaban al tanto de su existencia. Desde luego, resulta evidente que lo más saludable, desde un enfoque financiero, sería poder obviarlas, pero la mala situación económica actual nos ha convertido en clientela potencial de este tipo de empresas y, desde luego, muchos agradecerán su presencia pues nos proporcionan un salvoconducto para escapar de un apuro sobrevenido de dinero como la reparación de un coche o de un electrodoméstico.

Así, firmas como Sol Crédito, Cashper u Ok Money nos brindan una liquidez inmediata (de hasta 500 euros) con tan solo solicitarlo ya sea por SMS, llamada telefónica o correo electrónico. Asimismo, el proceso es muy sencillo y rápido pues casi todas estas empresas suelen contar en la misma web con un simulador que permite calcular la cantidad a devolver con su correspondiente interés en función del plazo que nos marquemos para su retorno (no suele superar los 30 días).

Lo cierto es que los pasos para su solicitud se han simplificado de tal manera que no es preciso aval ni demoras excesivas pues el mismo día, incluso en minutos, se ingresa el dinero en la cuenta del cliente.

Aunque respecto a este punto conviene realizar ciertas matizaciones, dado que cada una de estas franquicias opera con un grupo de bancos de modo que el dinero se reflejará con más prontitud si nuestra cuenta pertenece a alguna de estas entidades. De este modo, si nos decantamos por los préstamos online de Cashper, deberíamos saber que ésta trabaja especialmente con Bankia, Santander y CatalunyaCaixa. Mientras que si nos decantamos por los créditos de Sol Crédito debemos tener en cuenta que trabaja con las entidades BBVA y Santander.

Por último, Ok Money trabaja con La Caixa y Santander. Por supuesto, esto solo redunda en algo más de tardanza a la hora de disponer de este dinero y en nada más, pero quizás nos apremie su ingreso y ese tiempo de demora resulte vital para nuestra maltrecha economía.

Además, dichas empresas no reparan en que nos hallemos incursos en el ASNEF o en el Registro de Actuaciones Impagadas (RAI), sino que aprueban sus créditos sin consultarlos, costumbre que sí que tienen los bancos y que, por tanto, a muchos nos dejan apeados de sus créditos.

Sin embargo, estos créditos no se conceden a ciegas sino que se vela por que el cliente se halle en situación de devolverlo llegado el momento gracias a un ingreso recurrente de dinero como una nómina, el cobro del subsidio de desempleo o una pensión. Dicho requisito responde al deseo de no agravar la situación financiera de los usuarios, sino echarle una mano en un momento que se prevé transitorio.

De todas maneras, cuando acudamos a internet en busca de un préstamo para atajar nuestros apuros económicos, no debemos descuidar la seguridad de nuestros datos y de las transacciones que realicemos. Así, algunas de estas empresas, como Wonga o Cashper, salvaguardan las gestiones de sus clientes con sellos como Confianza Online, que nos garantiza confidencialidad en nuestras operaciones y que nuestros datos personales no acaben recalando en el disco duro de algún pirata informático.

En definitiva, el dinero crece en internet y es asunto nuestro estirar el brazo o no para hacernos con sus frutos.

Archivado en Ahorro, Banca, crédito, Crisis, Financiación, préstamos online
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs