El IPC y su situación actual en nuestro país

El IPC y su situación actual en nuestro país

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Flecha rompiendo porcentajes

Muchos nos preguntamos, que es exactamente el IPC, unas siglas que escuchamos muy a menudo, pero que no todos tenemos claro a que se refieren. El Índice de Precios al Consumidor, es un índice en el que se valoran los precios de un conjunto de productos determinado sobre la base de la encuesta continua de presupuestos familiares, que una cantidad de consumidores adquiere de manera regular, y la variación con respecto del precio de cada uno, respecto de una muestra anterior.

Se trata de un porcentaje que puede ser positivo, en cuyo caso índica un incremento de los precios o negativo, que refleja una caída de los mismos.

El IPC, es el indicador más popular que se utiliza en España para medir lo que se incrementan los precios de una cesta básica de productos, teóricamente los que más consumo generan, vuelve a tasas anuales negativas y cuando ocurre esto, nos puede llevar a una situación de deflación.

Cuando los precios están a niveles bajos, a los jóvenes y personas con limitada capacidad económica, les puede parecer una buena noticia. No lo es a largo plazo puesto que la deflación conlleva muchas cosas negativas.

Para los asalariados y pensionistas puede resultar positivo un IPC que se encuentre en torno al 0%, ya que, si algo tiene esta crisis es un entorno de salarios estancados o con subidas mínimas, a las que si les descontamos la inflación, apenas sufre variación, luego el poder adquisitivo se mantiene e incluso aumenta en el caso de tasas negativas de inflación. Con un entorno de incrementos salariales tan bajos, los empresarios tienen más incentivos a la contratación, cosa que en este contexto económico y social, beneficia al empleo.

Nuestro país forma parte de la Unión Europea, así que, lo beneficioso sería mantener su nivel de inflación en ese 0,2% pronosticado para fin de año. De ese modo, España conseguiría acelerar la ganancia en competitividad ante los países vecinos, mejorando ventas, actividad y empleo.

Finalmente, podemos destacar que lo más interesante para el consumidor es que el IPC sea negativo, puesto que sale beneficiado a la hora de la compra de los productos básicos.

Archivado en Clientes, Consumo, Empresarios, IPC
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs