El crecimiento del PIB no es suficiente para ganar votos

El crecimiento del PIB no es suficiente para ganar votos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

votos

La última encuesta del CIS confirma muchas de las cosas que sondeos particulares habían mostrado en los días anteriores. Lo cierto es que la política no debería ir ligada directamente a la economía, pero en el mundo actual en el que vivimos, ambos sectores convergen directamente. Y precisamente esos resultados de la encuesta de intención de voto del CIS muestran como en España parece que ha llegado el momento de enterrar el bipartidismo. Y aunque el asunto podría quedarse en un funeral sin más, y la llegada de Podemos como nueva fuerza, ya los mercados muestran su preocupación y algunas agencias de rating recomiendan no invertir en España por la “situación social y la crisis política que se vive”.

Pero no es solamente la opinión de las agencias de rating lo que está en juego, o que los inversores sigan su consejo o lo dejen caer en saco roto como hacen en ocasiones. Se trata de que las reglas del juego político, y por tanto del económico han cambiado. Antes, presumir de que el país crecía o de que se creaba empleo era suficiente para garantizar la estabilidad política, y por ende, la estabilidad económica. Ahora esos discursos ya no convencen a los ciudadanos, que parecen más seguros de querer probar algo nuevo que de mantenerse en el sistema actual.

España crecerá en los próximos dos años. Y es probable que lo haga muy por encima de la media europea, y sea uno de los primeros países en liderar ese crecimiento. Y eso debería ser positivo y dar votos al partido que haya conseguido la cifra. Sin embargo, en numerosos análisis, se ha demostrado que ese crecimiento viene dado por el decrecimiento brutal en el que nos hemos sumido años anteriores. Y que pese a los resultados en verde, no logrará darnos a los ciudadanos, el poder adquisitivo que teníamos hace unos años. Lo mismo ocurre con el paro. Los datos dicen que ha bajado, pero el empleo precario que no permite cubrir las necesidades básicas está ahí, más latente que nunca.

Y el hecho de que los ciudadanos ya no crean en que la economía, o la buena senda económica que da un indicador como el crecimiento del PIB es un motivo para votar, desconcierta a los políticos. Y también a los mercados. Es un todo en uno.

Imagen: Tnarik Innael

Archivado en Crecimiento económico, Economía, PIB
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs