Qué es el espacio Schengen y su importancia en la actualidad en Europa

Qué es el espacio Schengen y su importancia en la actualidad en Europa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Bandera de la UE, a la que pertenecen 22 países de Schengen

Es posible que si estamos al tanto de la actualidad informativa, en los últimos meses y como motivo sobre todo de la crisis económica o el terrorismo, hayamos oído hablar bastantes veces del espacio Schengen y de las disputas que diversos países europeos mantienen de vez en cuando alrededor de la concepción del mismo, incluso a pesar de ser uno de los logros más importantes de toda la historia europea.

A continuación, te explicamos en que consiste el espacio Schengen y a que se debe que en la actualidad tenga tanta importancia para la mayoría de países de Europa.

¿Qué es el espacio Schengen?

El espacio Schengen consiste en un territorio formado por un grupo de 26 países que decidieron abolir sus fronteras interiores mientras reforzaban las exteriores, para formar una de las más grandes zonas de libre circulación de capitales, trabajadores y personas del mundo, algo que sin duda, puede considerarse uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado Europa en su conjunto. En la actualidad, lo forman 22 países de la Unión Europea y 3 más que no forman parte de ella.

Los actuales miembros del espacio Schengen son Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza.

Adhesiones al grupo de países que forman el espacio Schengen

  • 1985: se firma el Acuerdo de Schengen por Alemania, Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo.
  • 1990: Italia se adhiere al Acuerdo de Schegen.
  • 1991: España y Protugal se adhieren al Acuerdo de Schengen.
  • 1992: se adhiere Grecia.
  • 1995: Austria decide adherirse al Acuerdo de Schengen.
  • 1996: se adhiere Noruega, Finlandia, Suecia e Islandia.
  • 2001: Dinamarca se hace parte del espacio Schengen.
  • 2004: Eslovaquia, Eslovenia, Letonia, Lituania, Estonia, Hungría, Malta, Suiza, República Checa y Polonia se adhieren a Schengen.
  • 2011: firma el Acuerdo Liechtenstein.

¿Qué favorece la creación del espacio Schengen?

Desde que se puso en marcha, el espacio Schengen ha supuesto que la libertad en la circulación de capitales y personas se haya impuesto en Europa. Esto ha favorecido enormemente el dinamismo económico y cultural europeo, las inversiones transnacionales y la concepción por parte de los europeos de que una Europa unida y en la que no existan fronteras es más beneficiosa que una apoyada en nacionalismos regionales.

Cosas como viajar sin pasaporte, poder comprar o adquirir de forma más libre bienes en otros países de Europa o poder trasladarnos a trabajar a países como Alemania, Italia, Francia, etc; podemos hacerlas gracias a que España forma parte también del espacio Schengen.

Problemática actual del espacio Schengen

El espacio Schengen se enfrenta cada cierto tiempo, que generalmente coincide con aquellos de depresión económica o con tiempos de inseguridad, con detractores que abogan por su desaparición o limitación. Por ejemplo, el espacio Schengen es utilizado como fuente de todos los males por partidos xenófobos y nacionalistas de toda Europa, en materia de trabajo e inmigración.

Últimamente también se ha puesto en entredicho argumentando que podía favorecer el movimiento del terrorismo y de los propios terroristas dentro de la Unión Europea. Claro está que ni lo anterior ni esto tiene sentido, pero en el tema del terrorismo, es especialmente llamativa la falta de rigor de algunas autoridades europeas en la materia, ya que Europa es uno de los espacios con mayor cooperación policial y judicial del mundo, por lo que en todo caso, la deficiencia estaría en las fronteras exteriores, y no en la falta de fronteras interiores.

Conclusiones

La creación del espacio Schengen ha traído para Europa y para países como España, innumerables beneficios, tanto en materia económica como social y cultural y ha contribuido enormemente a uno de los objetivos clave de la Unión Europea, que es la creación de una Europa unida, fuerte y cohesionada en el marco de la democracia, los derechos humanos y la libertad.

Intentar destruir con certeras falsedades la contribución de Schengen a las libertades de los europeos, es un recurso que como decíamos, se da con bastante asiduidad a lo largo del tiempo, aunque la dimensión y el peso de los beneficios de Schengen acaban por hacer inútiles estos intentos.

Archivado en Capitales, Comercio exterior, Espacio Schengen, Libertades, Unión Europea, Zona Schengen
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs