Diferencias entre cuentas remuneradas y depósitos bancarios ¿qué es mejor?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Diferencias entre cuentas remuneradas y depósitos bancarios.

“¿Qué cuenta de ahorro o remunerada debo abrir?” Es una pregunta que nos surge cuando queremos ahorrar dinero o invertirlo para ganar intereses. Al buscar un producto para proteger sus inversiones y manejar sus finanzas más fácilmente, es una pregunta que se hacen muchos ahorradores. Ambos productos tienen ventajas e inconvenientes que hay que tener en cuenta. En este artículo veremos las diferencias entre un depósito bancario y una cuenta remunerada.

¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Diferencias entre cuentas remuneradas y depósitos bancarios

Disponibilidad de liquidez

Los depósitos son a plazo fijo por definición, lo que significa que el dinero está bloqueado durante un periodo de tiempo determinado. Si queremos recuperarlo antes de la fecha de vencimiento, tendremos que pagar una penalización o, se perderán los intereses que hayamos recibido hasta ese momento. Los depósitos remunerados, en cambio, ponen a disposición de sus clientes los fondos previamente invertidos.

Es importante reconocer la diferencia entre las cuentas remuneradas convencionales y las cuentas corrientes remuneradas. En el primer ejemplo, podemos tener que esperar hasta 24 horas para retirar fondos de nuestra cuenta corriente. En el segundo caso, el dinero suele estar disponible de inmediato porque la cuenta funciona de forma similar a una cuenta corriente, que permite retirar y transferir rápidamente.

Varios tipos de interés

Los depósitos, por término medio, pagan tipos de interés más altos que las cuentas remuneradas. Esto se debe a que con los primeros aceptamos inmovilizar nuestro dinero durante un periodo de tiempo determinado, mientras que en las segundas el saldo sigue abierto.

No obstante, hay que aceptar que la situación actual desafía la lógica, ya que los depósitos a plazo siguen deteriorándose. Algunas cuentas remuneradas, por ejemplo, tienen una tasa anual equivalente (TAE) significativamente superior a la de otros depósitos.

Por supuesto, sigue habiendo depósitos relevantes, y la mayoría de las cuentas remuneradas no pagan tipos muy bajos, pero no podemos negar que el mundo está cambiando.

Varios tipos de interés

Restricciones al capital remunerado

Los depósitos denotan una suma de dinero que será remunerada durante un periodo de tiempo determinado. Además, es normal que el banco establezca cantidades mínimas y máximas de depósito.

La realidad es que ahora mismo hay mucha variación entre los distintos depósitos del mercado. En algunos casos, el límite máximo es de 5.000 o 6.000 euros, mientras que, en otros, el límite máximo es de 100.000 euros, o incluso millones en el caso de los bancos privados.

Normalmente no es posible aumentar la cantidad después del depósito sin hacer un nuevo depósito o cancelar el anterior, independientemente del límite.

Esta limitación no existe en las cuentas tradicionales con intereses. Cuanto más dinero ingreses, más dinero recuperarás en concepto de intereses. Además, la cantidad de dinero que recibirás en esta forma de cuenta es normalmente ilimitada.

No obstante, hay algunas excepciones, especialmente en el caso de las cuentas nómina remuneradas. En este último caso, es normal que el banco que la ofrece imponga un límite a la cantidad de dinero que se puede devolver. Esto se debe a que el tipo de interés ofrecido es superior a la media del mercado.

¿Qué tipo de operaciones se realizan en una cuenta remunerada?

Las cuentas remuneradas son similares a las cuentas corrientes en el sentido de que ambas facilitan las mismas operaciones; la única diferencia es que la cuenta remunerada tiene un tipo de interés que beneficia al capital depositado. En consecuencia, con una cuenta remunerada puedes:

  • Ingresar el dinero directamente en tu cuenta bancaria (nómina o pensión).
  • Domiciliar los gastos (recibos).
  • Tienes una tarjeta de crédito que puedes utilizar para pagar cosas en las tiendas.
  • En un cajero automático, puedes retirar e ingresar dinero.
  • Tienes la posibilidad de emitir e ingresar cheques.
  • Puedes enviar y recibir transferencias bancarias.
  • Se pueden conectar otros elementos bancarios, como las tarjetas de crédito.

Cuentas remuneradas

¿Qué tipos de operaciones se pueden hacer con una cuenta de ahorro?

Como su nombre indica, su función principal es contribuir a los ahorros del titular, por lo que su uso está restringido ya que sólo permiten una donación.

  • Conectar una cuenta existente.
  • Enviar y recibir transferencias de dinero (normalmente sólo desde la cuenta vinculada).

Esto significa que no podrás hacer las siguientes cosas con una cuenta de ahorro:

  • No será posible la domiciliación de ingresos o gastos.
  • No hay tarjeta asociada a la cuenta.
  • En un cajero automático no podrás ingresar o retirar dinero de la cuenta.
  • No se podrán emitir ni ingresar cheques.
  • Más que una cuenta corriente o salarial, la cuenta no puede estar vinculada a ningún otro bien.

Y tú, ahora que sabes las diferencias entre depósito bancario y cuenta remunerada, ¿con cuál de las dos te quedas?

Archivado en Ahorro, Bancos, Depósitos, Inversiones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion