El señor de los euros: Las dos torres, parodia económica en tres actos

El señor de los euros: Las dos torres, parodia económica en tres actos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mario Draghi parecía el banquero central apropiado para la crisis, pero de golpe todo cambió. Una vez en la torre del Banco Central Europeo, todas las aspiraciones puestas en él se disiparon. Al igual que Gandalf el Gris esperaba que su amigo Saruman el Blanco le ayudase en la guerra del anillo que se avecinaba, Draghi parece haberse cambiado de bando y luchar al lado del estandarte de Angela Merkel. ¿Qué será de Europa ahora que las dos Torres combaten juntas? ¿Qué será de Frodo Rajoy y Samsagaz Monti?

Las dos torres

Nadie parecía sospechar que cuando Frodo Rajoy heredó de su tío Bilbo Zapatero el anillo de la deuda, éste fuese el anillo único del rescate, aquel que los ataría a todos a las sombras para siempre, bajo el poder oscuro de Merkel. A pesar de ello, la valentía de nuestros héroes no se truncó y junto con Guindos el Gris, Montoro el Montaráz y Samsagaz Monti emprendieron la marcha para destruir el anillo en las fraguas del Monte del Destino, en las lejanas tierras de Alemania. Sin embargo, la amenaza de la traición se cumplió cuando Draghi el Blanco, el banquero que todos querían y anhelaban para el B.C.E. se cambió de bando y empezó a comulgar con las tesis de Merkel. Ahora, las dos torres, la del Banco Central en Frankfürt y la de la Cancillería Federal, donde el ojo de Merkel todo lo ve, amenazan a nuestros intrépidos valientes.

Draghi comenzó su andadura con acciones que inspiraron la confianza de los gobiernos español e italiano:

  • Bajada de los tipos de interés del dinero.
  • Bajó también el tipo al que se remuneran las facilidades de depósito , que pasaron de un 0,25% al 0%.
  • Llevó a cabo las operaciones de refinanciación a largo plazo (LTROs).
  • Suavizó las exigencias de acceso a la financiación al permitir comprar títulos de activos como cédulas hipotecarias.
  • Activó la compra de deuda pública por parte del B.C.E.

Sin embargo, todas esas medidas, deseadas por el mercado junto con la concesión de la licencia bancaria para el MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), han sido de golpe borradas del mapa de actuación del Banco Central. La última reunión celebrada en Frankfürt la semana pasada han caído como un jarro de agua fría en España e Italia, mostrando la perfecta sintonía que entre Merkel y Draghi parece haberse orquestado.

El mercado, por tanto Rajoy y Monti, esperanba que el B.C.E. actuara en dos frentes rompiendo las exigencias del todopoderoso Banco Central Alemán (Bundesbank):

  • Compra de deuda pública sin esterilizar, es decir, que el banco central no retirará del sistema la misma cantidad de dinero que comprase en el mercado de deuda.
  • Terminase con la cláusula de derecho preferencial, privilegio que le permite cobrar aunque el estado quiebre sin entrar en el proceso de quitas.

Pero el resultado fue bien distinto, para comenzar, dejó bastante claro que todo aquel país que necesite dinero deberá pasar por el aro del MEDE, punto que coincide con la opinión alemana, ya que permite a Berlín mantener el control. Por otro lado, simplemente se mostró dispuesto a “negociar” el privilegio de la cláusula del derecho preferencial y por último, dejó claro que la compra de deuda pública sería en el mercado secundario, es decir, una vez esta se encuentre ya colocada, no comprando directamente en las subastas públicas de los diferentes tesoros. Sobre si las cantidades compradas supondrán una retirada por el mismo importe de dinero, no efectuó ninguna declaración.

Malas noticias para Rajoy y Monti, que ven como sus peticiones han caído en saco roto y muy buenas para Merkel, que ve como la ortodoxia de su banco central se impone a todo el sistema europeo. La deuda pública española sigue su lucha contra los mercados y la prima de riesgo y Rajoy, cada vez más cansado de portar tan pesada carga, comienza a dejarse llevar por las voces que desde oscuros lugares le dicen que lo que debe hacer es pedir el rescate completo. Monti asustado, comprende que no puede permitirse el lujo de ver hincar la rodilla de Frodo Rajoy en el suelo, pues sabe que si el anillo cae en manos peligrosas, el futuro de Italia será el mismo.

Archivado en Banca, BCE, Deuda Pública, España, Rescate Banca, Unión Europea
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs