¿Debo preocuparme si la declaración de la renta me sale a pagar?

¿Debo preocuparme si la declaración de la renta me sale a pagar?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Sobre AEAT

Si calculamos el porcentaje que nos tocaría pagar de los ingresos anuales según las tablas actuales de Hacienda, y lo aplicamos después de hacer las deducciones y bonificaciones que puedan proceder, y el resultado que obtenemos es inferior a lo que ya hemos abonado como retención o pago a cuenta IRPF, tenemos que pagarle a la Agencia Tributaria.

Todo esto parece ser un buen motivo de preocupación para muchas economías familiares, pero si se nos retuvo más de la cuenta se nos devolverá, y si se nos retuvo menos de la cuenta nos tocará pagar. Por tanto en lo que respecta a este año 2014, ya no podemos hacer nada.

Si podremos, en caso de que nos salga a pagar, hacer el pago en dos fracciones, como forma de suavizar el coste total. Eso sí, se debe tener en cuenta que tendremos que hacer un segundo pago en el mes de Noviembre, ya que si tenemos restricciones de liquidez puede ser muy interesante. Eso sí, el pago a Hacienda es exactamente el mismo.

Si podemos tomar medidas para conseguir pagar menos IRPF en 2015 y que nos salga a devolver la declaración de 2014 en el próximo año, por ejemplo, aportando dinero a un plan de pensiones durante este año.

En realidad, al menos en lo que se refiere a ingresos por trabajo o por actividad empresarial que la declaración salga a pagar o a devolver siempre depende en gran medida de lo que cobremos y de lo que vayamos reteniendo mensualmente, por lo que no debería preocuparnos en exceso el tener que pagar más a Hacienda, ya que eso significa que hemos tenido unos ingresos altos.

Una buena fórmula de evitar disgustos con el posible “sablazo” en el IRPF, sería ir ahorrando una parte del salario (en caso de obtener rentas altas que estén en peligro de ser gravadas por este impuesto) y de esta manera tener un buen colchón que nos permita afrontar el pago de forma más desahogada.

En el caso inverso, suele dar una buena alegría a muchos ver que la liquidación del tributo les sale a devolver. Es una especie de pequeña paga extra que alivia muchas economías. Pero debemos de tener en cuenta que esa devolución significa que se nos ha retenido más de la cuenta durante el año y que estamos ajustando cuentas con la Agencia Tributaria.

En cualquiera de los dos casos, hablamos de sentimientos y sensaciones que se producen al conocer el resultado de la declaración, que a tantas personas que desconocen la materia les puede pillar por sorpresa. Para bien o para mal, la declaración de la renta seguirá con su objetivo de ajustar cuentas con la retención a los españoles.

Imagen: Javier Leiva

Archivado en Declaración de la Renta, devolución, Renta 2013
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs