Aumento de los falsos autónomos en detrimento de los asalariados

Aumento de los falsos autónomos en detrimento de los asalariados

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Trabajador en chocolatería

Nos tenemos que remontar al año 2002 para encontrar el mismo nivel de trabajadores asalariados que estamos viviendo en este momento. Los efectos de la crisis nos han llevado a estas cifras tan pobres en las que parece no tener fin la disminución de trabajadores.

Desde el inicio de la crisis en 2007, se han perdido más de tres millones de asalariados, teniendo en la actualidad alrededor de once millones de asalariados privados. Dejando a un lado los efectos de la crisis, también hemos de tener en cuenta los nuevos hábitos empresariales que pasan por convertir a trabajadores por cuenta ajena en autónomos ocupados por cuenta propia para ahorrar costes sociales.

El aumento del empleo autónomo

En los últimos dos años, se ha producido un cambio radical en el comportamiento de las diferentes categorías profesionales. Si hasta 2011 la pérdida de población ocupada se distribuía de forma más o menos equivalente entre ellas, a partir de ese año empieza a crecer el empleo de los autónomos sin empleados, mientras que caen los empresarios y, sobre todo, los trabajadores asalariados.

Existe una enorme dificultad, en muchos colectivos expulsados del mercado de trabajo, a la hora de encontrar un empleo asalariado, y por lo tanto la desesperación de la sociedad está llevando a un aumento de iniciativas de negocio con el objetivo principal de la supervivencia y fórmulas de autoempleo como último recurso. Otro motivo, tiene que ver con algunos cambios en el modelo de gestión empresarial en el que se cambia la relación laboral por el contrato mercantil, sustituyendo a trabajadores asalariados por falsos autónomos.

Los falsos autónomos

Un falso autónomo es un trabajador autónomo dependiente obligado por su empresa a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), por lo que debe pagar las cotizaciones correspondientes.

Esta práctica está considerada ilegal y un fraude, ya que el trabajador autónomo se encuentra en realidad en relación de dependencia y debería ser dado de alta por su empresa en la Seguridad Social.

Una costumbre del mercado laboral en los últimos años, es sin duda la existencia de contratos precarios. Un tercio de los contratos temporales, duran menos de medio año, un dato realmente pesimista.

Imagen:Montecruz Foto

Archivado en Autónomos, Empleo autónomo, Falsos Autónomos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs