Planes de pensiones privados: un mal negocio

Planes de pensiones privados: un mal negocio

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ancianos en el bosque

Desde el Estado, se nos ha inculcado durante los últimos años a los españoles las virtudes de suscribirnos a planes de pensiones privadas, incluso con desgravaciones fiscales para animar definitivamente a los indecisos. En los informes de los expertos económicos, también figuran los consejos de acogerse a estos planes de pensiones privados.

Todo aquel ciudadano español que haya sido obediente ante tales consejos y haya estado depositando cierta cantidad de dinero a estos planes de pensiones, a de saber que se puede encontrar con desagradables sorpresas. Podría tener que pagar a Hacienda una buena tacada en caso de querer disponer de golpe de lo que se fue desgravando o incluso podrían encontrar menos dinero en la cuenta en relación a la suma depositada de las aportaciones que se hayan ido realizando año tras año.

Han sido estudios en escuelas de negocios las que demuestran que hasta el momento, la mayoría de españoles que contrataron estos planes de pensiones no han salido ni mucho menos beneficiados, considerándolo de esta manera, un mal negocio.

Se han estudiado 257 planes de pensiones con una antigüedad de más de 15 años, y de todos ellos, la insignificante cifra de 3 han logrado una rentabilidad media superior a los Bonos del Estado a 15 años. A estos ahorradores les hubiese ido mucho mejor invertir sus ahorros en este último sistema, que hoy día puede hacerse a través de Internet de una forma relativamente sencilla.

Más deprimente sería fijarnos que 25 de esos fondos tienen pérdidas. Por lo que comentábamos anteriormente, esos clientes encontrarán menos dinero en la cuenta del que en un principio han aportado.

La OCDE —organización que agrupa a los países ricos, también adscrita a la ortodoxia económica— calcula que la rentabilidad media de los fondos de pensiones en España entre 2008 y 2012 fue negativa en términos reales, una vez descontada la inflación: -0,9%. Fue el tercer país del club —de un total de 34— con peores registros, únicamente superada por Estonia y Polonia.

La causa principal que explica la pésima rentabilidad son las elevadas comisiones que se embolsan los gestores, según coinciden en apuntar tanto el equipo del IESE como la OCDE. Los datos de esta última entidad sitúan a España como segundo país de la UE en comisiones: una media del 1,5% anual sobre la inversión.

Ni las desgravaciones sin igual ni la insistencia de las autoridades han logrado el despegue de estos fondos en España, que siguen en niveles modestos.

Finalmente, todo aquel que esté pensando en los planes de pensiones privados y estudie un poco como van los casos de los que ya han apostado por este sistema, huirán despavoridos.

Imagen:Marina del Castell

Archivado en Inversiones, Pensiones, Planes de pensiones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs